Acerca del potasio

El potasio, que se representa por el símbolo químico K+, es un mineral con carga eléctrica (electrolito) esencial para el funcionamiento correcto de todas las células, músculos, tejidos y órganos del cuerpo. Una de las funciones más importantes del potasio es el mantenimiento de la frecuencia cardiaca. También permite la contracción de los músculos y la transmisión de los impulsos nerviosos.

El rango en que nuestro organismo debe mantener los niveles de potasio en sangre es estrecho. Una concentración de potasio demasiada baja (hipopotasemia) o por el contrario demasiada alta (hiperpotasemia) puede ocasionar una serie de acontecimientos graves como por ejemplo arritmias o incluso paro cardíaco. La mayoría de nosotros obtenemos el potasio que necesita nuestro cuerpo a través de lo que comemos y bebemos. Las principales fuentes de potasio en la dieta incluyen:

Frutas: naranjas, uvas, moras, plátanos, kiwis, aguacates, nectarinas, mangos, papayas, ciruelas o granadas.
Vegetales: coles de Bruselas, zanahorias, patatas, espinacas, calabaza, tomates, judías o legumbres.
Otros: leche, yogurt, nueces o semillas.
Fruta fresca y frutos secos
Fruta fresca y frutos secos

Los riñones ayudan a mantener el nivel correcto de potasio igualando la cantidad que se ingiere con la cantidad que se elimina, en su mayor parte por la orina. Una parte del potasio también se pierde a través del tubo digestivo y del sudor. En el caso de que sus riñones no funcionen correctamente (por ejemplo si presenta enfermedad renal crónica), los riñones no pueden eliminar el potasio sobrante presente en la sangre. Además, existen algunos medicamentos y ciertos trastornos que pueden aumentar sus niveles de potasio. Es posible que necesite una dieta especial para reducir la cantidad de potasio que consume y/o medicación adicional para tratar este aumento de potasio.

TwitterFacebookWhatsAppLinkedInEmail
Anterior
Siguiente