Algunos pacientes presentan un mayor riesgo de sufrir náuseas y vómitos. Los factores de riesgo se dividen en dos categorías principales: los factores de riesgo relacionados con el tratamiento y los relacionados con el paciente.

Factores de riesgo relacionados con el tratamiento1

Los factores relacionados con el tratamiento, tales como el tipo de quimioterapia, la dosis de los fármacos antineoplásicos, la posología y la vía de administración, son los principales responsables del riesgo de padecer náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia1. Los antineoplásicos se dividen en cuatro grupos de riesgo según su capacidad de generar náuseas y vómitos en los pacientes sin una profilaxis antiemética efectiva1-4.
  • Alto riesgo: provocan emesis en el >90% de los pacientes no tratados con antieméticos.
  • Riesgo moderado: provocan emesis en el 30%-90% de los pacientes no tratados con antieméticos.
  • Bajo riesgo: provocan emesis en el 10%-30% de los pacientes no tratados con antieméticos.
  • Riesgo mínimo: provocan náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia en menos del 10% de los pacientes no tratados con antieméticos.
Otros factores relativos al tratamiento que deben tenerse en cuenta a la hora de evaluar su capacidad para generar náuseas y vómitos son la duración, y el uso de radioterapia concomitante. Por ejemplo, altas dosis de quimioterapia y el uso de múltiples fármacos antineoplásicos se asocian con un mayor riesgo de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia.

Factores de riesgo relacionados con el paciente

Existen varios factores relacionados con el paciente que aumentan el riesgo de emesis. Entre estos se encuentran ser joven, ser mujer, tener antecedentes de baja ingesta de alcohol, mareos, náuseas y/o vómitos durante el embarazo, y exposición previa a quimioterapia1. Diversos estudios con antieméticos constatan que los pacientes no controlados durante el primer ciclo tienen mayores posibilidades de presentar náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia en ciclos posteriores en comparación con los controlados5-6. Por este motivo, es recomendable instaurar un control profiláctico de las náuseas y los vómitos inducidos por quimioterapia en todos los pacientes con riesgo de sufrirlos en el primer ciclo de quimioterapia5-6.

Referencias

  1. Feyer P, Jordan K. Update and new trends in antiemetic therapy: the continuing need for novel therapies. Ann Oncol 2011;22(1):30-8.
  2. NCCN. National Comprehensive Cancer Network: Antiemesis, Clinical Practice Guidelines in Oncology – Version 1.2017. www.nccn.org.
  3. Aapro M et al. MASCC/ESMO Antiemetic Guideline 2016 v1.2 Disponible en: http://www.mascc.org/antiemetic-guidelines.
  4. Hesketh PJ, et al. J Clin Oncol. 2016;34:381–6. Disponible en: www.asco.org/guidelines/antiemetics.
  5. Jordan K, et al. Recent developments in the prevention of chemotherapy-induced nausea and vomiting (CINV):A comprehensive review. Ann Oncol 2015 Mar 9. pii: mdv138. [Epub ahead of print] Review.
  6. Molassiotis A etal. J Pain Symptom Manage. 2016 Feb 16. pi: S0885-3924{16)00067-9.
TwitterFacebookWhatsAppLinkedInEmail
Anterior
Siguiente