Las NaVIQ especialmente cuando se producen durante la fase tardía o retardada (días 2–5 del ciclo de quimioterapia), provocan problemas importantes en los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia altamente emetógena (QAE) o quimioterapia moderadamente emetógena (QME). Se ha comunicado que más del 90% de los pacientes con náuseas y vómitos mal controlados notificaban una repercusión importante en su vida diaria1. De hecho, muchos pacientes califican los vómitos y las náuseas como los efectos secundarios más molestos de la quimioterapia, teniendo las náuseas una mayor repercusión en la calidad de vida de los mismos que los vómitos2-4.

Aunque los tratamientos existentes hasta el momento permiten manejar estos síntomas, las náuseas y vómitos anticipatorios y tardíos siguen siendo un problema para los pacientes que reciben quimioterapia5.

Existen dos factores que dificultan el control adecuado de las NaVIQ. El primer factor está relacionado con la infraestimación de la incidencia de NaVIQ y con la sobreestimación de la eficacia de los tratamientos profilácticos administrados, por parte del personal sanitario6-8. El segundo factor con la creencia errónea de los pacientes de que las NaVIQ son un efecto necesario de la quimioterapia que deben soportar9.

A pesar de la existencia de guías clínicas de profilaxis de la emesis, la falta de implementación de las mismas y el inadecuado cumplimiento terapéutico resultan en ocasiones en una profilaxis de control subóptima de las NaVIQ10-11.

De acuerdo con los resultados de un estudio observacional, prospectivo y multicéntrico, realizado por Aapro et al12, el control de las NaVIQ fue superior en aquellos pacientes tratados en consonancia con las recomendaciones de las Guías de Práctica Clínica (GCP) con respecto a aquellos que no fueron tratados según dichas recomendaciones ( 59,9% vs 50,7%; p= 0,008)12.

Por último, es importante lograr un buen control de las NaVIQ desde el primer ciclo de quimioterapia ya que los pacientes que presentaron NaVIQ durante el primer ciclo de quimioterapia, es un factor determinante para sufrirlos también en los ciclos siguientes, aumentando las probabilidades de NaVIQ en casi 6,5 veces durante el ciclo 2 y 14 veces en el ciclo 313.

Referencias

  1. Ballatori, E., Roila, F., Ruggeri, B. et al, “The impact of chemotherapy induced nausea and vomiting on health related quality of life,” Support Care Cancer, vol. 15, pp. 179-85, 2007.
  2. Griffin, A.M., Butow, P.N., Coates, A.S. et al., “On the receiving end V: Patient perceptions of the side effects of cancer chemotherapy in 1993,” Annals of Oncology, vol. 7, pp. 189-95, 1996.
  3. de Boer-Dennert, M., de Wit, R.,Schmitz, P., et al, “Patient perceptions on the side effects of chemotherapy: the influence of 5HT3 antagonists,” Br J Cancer, vol. 76, no. 8, pp. 1055-61, 1997.
  4. Bloechl-Daum, B.,Deuson, R., Mavros, P., et al, “Delayed nausea and vomiting continue to reduce patients’ quality of life after highly and moderately emetogenic chemotherapy despite antiemetic treatment,” J Clin Oncol, vol. 24, pp. 4472-8, 2006.
  5. Janelsins, M., Tejani, M., Kamen, C. et al., “Current pharmacotherapy for chemotherapy-induced nausea and vomiting in cancer patients.,” Expert Opin Pharmacother, vol. 14, no. 6, pp. 757-66, 2013.
  6. Majem M, Moreno M E, Calvo N, Feliu A, Pérez J, Mangues M A. Perception of healthcare providers versus patient reported incidence of chemotherapy-induced nausea and vomiting after the addition of NK-1 receptor antagonists. Support Care Cancer 2011; 19:1983–1990
  7. Grunberg, S., Warr, D., Gralla, R. et al, “Evaluation of new antiemetic agents and definition of antineoplastic agent emetogenicity – state of the art,” Support Cancer Care, vol. 19, no. Suppl 1, pp. S43-S47, 2011.
  8. Escobar Y, Cajaraville G, Virizuela J A, Álvarez R, Muñoz A, Olariaga O. Incidence of chemotherapy-induced nausea and vomiting with moderately emetogenic chemotherapy: ADVICE (Actual Data of Vomiting Incidence by Chemotherapy Evaluation) study. Support Care Cancer (2015) 23:2833–2840.
  9. Salsman JM, et al. J Natl Compr Canc Netw. 2012;10:149-57
  10. Jordan K, et al. Eur J Pharmacol. 2014;722:197-202.
  11. Mertens WC, et al. J Clin Oncol. 2003;1373-8.
  12. Aapro, M., Molassiotis, A., Dicato, M. et al, “The effect of guideline consistent antiemetic therapy on chemotherapy induced nausea and vomiting (CINV): the Pan European Emesis Registry (PEER),” Ann Oncol, vol. 23, no. 8, pp. 1986-92, 2012.
  13. Molassiotis A et al. J Pain Symptom Manage. 2016 Feb 16. pi: S0885-392(16)00067-9.
TwitterFacebookWhatsAppLinkedInEmail
Anterior
Siguiente